Reportajes

Polinosis, la enfermedad estacional más importante

¿Qué son los pólenes?

Los pólenes son estructuras celulares de tamaño microscópico producidos por las flores de plantas y árboles y que sirven para la reproducción de las mismas. Para realizar esta función determinadas plantas y árboles producen grandes cantidades de polen que es liberado a la atmósfera (pólenes anemófilos), que son los que ocasionan principalmente reacciones alérgicas al ponerse en contacto con nuestro organismo y ser inhalados, al contrario de los pólenes trasportados por los insectos.

¿Qué es la Polinosis?

Es una enfermedad que se presenta normalmente durante la primavera-verano, causada por una reacción alérgica frente a los pólenes. Estos llegan a nuestro organismo a través de las mucosas expuestas al aire. Por este motivo la polinosis puede manifestarse con síntomas oculares (Conjuntivitis), nasales (Rinitis), bronquiales (Asma) y cutáneos (Urticaria).

¿Cómo se diagnostica la alergia a polen?

Se requiere una cuidadosa historia clínica para enfocar el estudio. El alergólogo dispone de una serie de pruebas: “in vivo” como son los tests cutáneos, pruebas de provocación específica (conjuntival, nasal, bronquial) y pruebas de función pulmonar. Pruebas “in vitro” o pruebas de laboratorio. La información obtenida permite llegar al diagnóstico e individualizar el tratamiento en cada caso particular.

Tratamiento de la Polinosis

  • TRATAMIENTO PREVENTIVO

    Es imprescindible conocer el polen o pólenes responsables para poder evitarlos en lo posible.

  • TRATAMIENTO SINTOMÁTICO

    Fármacos para aliviar los síntomas ocasionados por la reacción alérgica en los distintos órganos.

  • TRATAMIENTO ESPECIFICO

    La Inmunoterapia Específica con vacunas es el único tratamiento causal y que puede cambiar la evolución natural de la enfermedad. El alergólogo es el que establecerá en su caso la indicación cuando la considere adecuada.

polinosis_flores

Lo que debe saber todo paciente con Polinosis

1.- Conocer la época, frecuencia y cantidad de polen en su hábitat, para poder evitar la exposición en los días de máxima concentración.

2.- Los días de viento aumenta la cantidad de polen. Llevar gafas es una buena protección ocular. Viajar en automóviles con las ventanas cerradas.

3.- Días secos y calurosos mayor concentración de pólenes. El polen se libera durante el día. De madrugada aumenta de concentración, motivo por el cual debe tener las ventanas de su habitación cerradas.

4.- Cuando llueve el polen disminuye. Antes de una tormenta y después de haber pasado ésta, aumenta considerablemente la concentración de polen atmosférico.

5.- Los pacientes con Polinosis no deben ir al campo o lugares con abundante vegetación en la época de polinización. Pueden ser útiles purificadores de aire en la habitación.

6.- La época de polinización y el polen responsable varía dependiendo de la zona climática.