Reportajes

Alergia a Insectos

Con la primavera y el verano aumenta el riesgo de picaduras de insectos y, concretamente el de abejas y avispas. En España unas 800.000 personas presentan reacciones alérgicas por picadura de avispas y abejas. Los casos de fallecimiento por alergia a picadura de estos himenópteros se sitúan entre los 5-20 por año.

¿Cuándo se debe sospechar alergia?

Si presenta después de una picadura, uno o más de los siguientes síntomas:

• Malestar general con picor en palmas, plantas, genitales, cabeza.
• Ronchas, habones o erupción roja dispersa en la piel.
• Dificultad para respirar con molestia en la garganta, afonía, dificultad para hablar o tragar.
• Debilidad extrema con incapacidad para estar de pie.
• Hinchazón exagerada en el lugar de la picadura o a distancia (labios, párpados, manos…).
• Tos, ahogo, pitos.
• Náuseas, vómitos, diarrea, dolor abdominal.
• Mareo, palpitaciones, hipotensión, pérdida de consciencia

En estas situaciones debe acudir al Servicio de Urgencias más próximo.

¿Quién debe acudir al alergólogo?

Una persona alérgica ante nuevas picaduras tiende a presentar los mismos síntomas o más graves. Por ello, debe acudir al alergólogo toda persona que haya sufrido una reacción local severa o una reacción generalizada, por picadura de abeja o avispa.

¿En que consiste el estudio alergológico?

El diagnóstico de alergia a veneno de himenópteros se basa en una cuidadosa historia clínica que permita clasificar el tipo de reacción (local o sistémica), y la identificación del insecto (en función de las características del mismo y presencia o no de aguijón).

El estudio alergológico se realiza tanto en la piel como en sangre y permite identificar el insecto culpable.

Las pruebas cutáneas, prick e intradermorreacción, se hacen con veneno de himenópteros a concentraciones crecientes. En sangre se determina la presencia de anticuerpos IgE específicos.

reportaje41_002.jpg


reportaje41_001.jpg


Reacción local severa.

reportaje41_003.jpg


Reacción generalizada o sistémica.

reportaje41_004.jpg


Tratamiento de la alergia al veneno de himenópteros.

Los pacientes alérgicos al veneno de himenópteros deben tomar las medidas necesarias para reducir el riesgo de ser picados, y además deben llevar consigo un botiquín de urgencia para tratar la reacción en caso de nueva picadura (manguito o torniquete, comprimidos de antihistamínicos, corticoides y en algunos casos adrenalina autoinyectable).

Hay que explicar a familiares y compañeros qué puede pasar y que hacer si nos pican.

El tratamiento inmunoterápico (vacunas) consiste en la administración de cantidades crecientes del veneno que ocasiona la alergia, para que el organismo se vaya acostumbrando poco a poco a los componentes. Se induce tolerancia de manera que si vuelve a ser picado, el paciente alérgico no experimentará ningún síntoma o será leve.

reportaje41_005.jpg

reportaje41_006.jpg


reportaje41_007.jpg


Estas vacunas se administran en medio hospitalario y son muy eficaces para prevenir y evitar reacciones graves.

BOTIQUÍN DE URGENCIA.

• Un manguito o torniquete de goma
• Antihistamínico oral (tarda más de 30 minutos en hacer efecto)
• Corticoide oral (tarda más de 60 minutos)
• Adrenalina (Adreject®)

reportaje41_008.jpg


Si es alérgico a himenópteros o cree que puede serlo, consulte con nosotros lo antes posible.

Dra. Pilar Iriarte Sotés

Presidenta SGAIC

Dra. Pilar Iriarte Sotés

[ + Info ]